A vosaltres…


Os marcháis, con vuestro cuerpo aún latiendo,
En viaje que no pide despedida
Permanecéis atados a una vida
Faltos de memoria y entendimiento.
Regresáis a otra niñez dependiente
Difusas mentes en cuerpos maduros
Donde hubo luz todo se hace oscuro
los días llegan vacíos y ausentes.
Os cuidamos con sensación perpleja
Aturdidos por vuestro propio olvido
Por el veloz tiempo que os desemeja
Y buscamos respuestas aturdidos
Por saber si vuestra mirada deja
Algún resquicio abierto al sentido.

Jaime Canales